Condenan a presidio perpetuo a hombre acusado de parricidio en Lanco

A cumplir una pena de presidio perpetuo calificado fue sentenciado el hombre de 25 años, que el 2019 dio muerte a su hijo de solo un año de edad tras golpearlo, hecho ocurrido en la comuna de Lanco.

Según la acusación presentada por la fiscalía en el marco del juicio oral,  el acusado David Urrea Pineda golpeó en diferentes partes del cuerpo a su hijo porque lloraba mucho, y luego, creyéndolo muerto, lo enterró en el patio de su vivienda, pero se arrepintió y lo desenterró, dejándolo sentado sobre un sillón dentro de la casa. Allí el menor fue encontrado por su abuelo, quien lo trasladó al hospital de Lanco, donde se constató su fallecimiento.

El fiscal jefe de Mariquina, Alejandro Ríos, explicó que “los hechos ocurrieron el 28 de julio de 2019, aproximadamente a las 15:00 horas, cuando el acusado, quien es padre de la víctima, procedió a golpearlo de tal manera que se produjo la muerte del menor en el hospital de Lanco”.

La condena, es  la máxima pena establecido en el Código Penal de nuestro país y consiste en que el condenado estará privado de libertad de por vida y sólo podrá acceder a libertad condicional una vez que cumpla 40 años de privación efectiva.