Condenan a 15 años y un día y 10 años y un día de presidio a autores de robo con retención en Lanco

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia condenó a Víctor Hugo García Pino a la pena de 15 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor del delito consumado de robo calificado, bajo la hipótesis de retención de personas. Ilícito perpetrado en agosto de 2018, en la comuna de Lanco.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Carlos Flores Valenzuela (presidente), Alicia Faúndez Valenzuela y Antonia Jaar Labarca (redactora)– aplicó, además, a García Pino las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena; más el pago de las costas del proceso, junto a los demás condenados.

En tanto, Cristián Andrés Carimán Carimán deberá cumplir efectivamente 10 años y un día de presidio y las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, como autor del delito de robo calificado bajo la hipótesis de retención de personas; más 541 días de presidio, la suspensión para cargo u oficio público por el tiempo que dure la condena, como autor del delito consumado de tenencia ilegal de municiones, perpetrado el 3 de mayo de 2019 en el sector de Lumaco Sur de la comuna de Loncoche.

En el caso de Rigoberto Valdés Ferrada y José Armando Antilef Jara, el tribunal los condenó a purgar efectivamente 10 años y un día de presidio, más las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren las condenas, como autores del delito consumado de robo calificado bajo la hipótesis de retención de personas.

Finalmente, Víctor Daniel García Canales deberá cumplir 5 años y un día de presidio, la inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, como autor del delito consumado de robo en lugar habitado.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e incorporación en el registro nacional de ADN de condenados. Además se decretó el comiso de las municiones incautadas en la casa de Carimán Carimán.

Hechos acreditados

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 2 de agosto de 2018, García Pino, García Canales, Carimán Carimán, Valdés Ferrada y Antilef Jara, previamente concertados, concurrieron con el objeto de robar, hasta el domicilio de las víctimas, ubicado en el sector la Isla s/n, de la comuna de Lanco. “Para esto, se prevalieron de pasamontañas, de otros medios para cubrir sus rostros y de cinta de embalaje, además del vehículo de propiedad de Víctor Daniel García Canales, correspondiente a un Chevrolet Optra, patente PW 5455-K, color blanco”.

A bordo de dicho automóvil: “A las 19:00 horas aproximadamente, llegaron al domicilio objeto del robo. Todos los acusados, salvo Víctor Daniel García Canales, ingresaron al predio en el cual se encontraba la casa de las víctimas. Este último, en conocimiento de que se dirigían a robar, fue el que condujo el vehículo Chevrolet Optra, patente PW 5455-K, color blanco, trasladando a los otros acusados hasta el domicilio de las víctimas. Luego, se retiró del lugar momentáneamente”.

Una vez en el predio, “Víctor Hugo García Pino y otro de los acusados ingresaron al interior de la casa habitación, encapuchados y mediante el uso de la fuerza, empujaron la puerta”. En ese momento, dentro de la vivienda, se encontraba la dueña de casa junto a su hija de 9 años de edad y su hijo, de un año.

Tras ingresar al inmueble, los sujetos redujeron a la víctima y, junto a sus hijos, la llevaron a la fuerza al dormitorio matrimonial, donde fue lanzada sobre la cama y amarrada de manos y pies con una guincha adhesiva por uno de los malhechores.

Con las víctimas reunidas en el dormitorio matrimonial y bajo la permanentemente custodia de uno de los sujetos, los otros acusados sustrajeron, entre otras especies: tres televisores, un rack de madera, un equipo de música, un home teather, una cocina a combustión, una congeladora y víveres, las que cargaron en un camión de propiedad de las víctimas que estaba estacionado al interior del predio, en el que se dieron a la fuga Carimán Carimán, Antilef Jara y Valdés Ferrada. En tanto, Víctor Hugo García Pino llamó a su hijo Víctor Daniel García Canales para que lo fuera a buscar, quien regresó al lugar en el mismo vehículo en que se habían trasladado a la casa de las víctimas.

Una vez que los acusados salieron del predio, la dueña de casa logró soltarse las amarras con ayuda de su hija y buscar auxilio en la casa de un vecino cercano. Al llegar a dicho inmueble, “vio el reloj que estaba a la entrada y se percató de que eran las 21:00 horas”.

Tras huir del lugar, los condenados se dirigieron al domicilio de Carimán Carimán, ubicado en el sector de Lumaco Sur, comuna de Loncoche, lugar donde descargaron las especies sustraídas. Luego, algunos de los acusados se dirigieron en el camión hasta un sector rural, ubicado entre Pitrufquén y Gorbea, donde abandonaron el vehículo de carga. Lugar al que los fue a buscar Víctor Daniel García Canales, tras recibir una llamada de su padre.

Finalmente, el 3 de mayo de 2019, funcionarios de la Policía de Investigaciones procedieron a la detención de Carimán Carimán, encontrando que mantenía en su domicilio, un Smart TV Sony de 45 pulgadas, un Home Teather o subwoofer LG y una congeladora; especies de propiedad de las víctimas que fueron sustraídas un año antes. Además, encontraron dentro del domicilio 496 municiones calibre 22, seis municiones calibre 12, diez municiones calibre 7.62, trece municiones calibre 44, trece municiones calibre 45 y dos municiones calibre 32.