Alistan puesta en marcha de Ley de entrevista videograbada, por protección a menores

A partir del 3 de junio comenzará a regir en la Región de Los Ríos la Ley N°21.057, que regula entrevistas grabadas en video y otras medidas de resguardo a menores de edad, víctimas de delitos graves, cuyo objetivo es prevenir la victimización secundaria que afecta a niños, niñas y adolescentes durante su tránsito por el proceso penal.


El Poder Judicial inició la última etapa del proceso de preparación para la implementación de la ley 21.057 en Los Ríos, con actividades de coordinación interinstitucional como un ejercicio de simulación de una declaración judicial de un niño, niña o adolescente, el que contó con participación de todos los organismos involucrados en el proceso judicial, los que deben actuar en conjunto para dar cumplimiento a cada una de las funciones que se señalan en la ley.

Al respecto, la presidenta de la Corte de Apelaciones de Valdivia, María Elena Llanos, señaló que “la puesta en marcha de la ley 21.057 marca un hito histórico en la tramitación de causas de esta naturaleza, no solo porque viene a subsanar una anhelada demanda de las instancias e instituciones preocupadas por la protección de la niñez, sino porque refleja un esfuerzo mancomunado -de diferentes órganos del Estado- para otorgar dignidad y respeto a las víctimas de estos deleznables delitos desde la etapa investigativa, hasta la vista de las causas por parte de los tribunales de justicia”.

En este sentido, la autoridad judicial destacó que “la ley tiene dos grandes cualidades: la primera de ellas es que busca evitar la revictimización o victimización secundaria al reducir considerablemente la cantidad de testimonios que actualmente debe ofrecer la víctima en las etapas de denuncias, investigación y juzgamiento. Y en segundo lugar, el hecho que la víctima entregue su relato con un entrevistador o intermediario calificado, bajo una metodología técnica y estandarizada, y en una sala especialmente habilitada para tales efectos, pone fin al dolor de tener que enfrentar e interactuar con su victimario”.

Por su parte, German Olmedo, juez y presidente del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia, explicó que “el núcleo de esta nueva normativa es proteger al niño en toda su dimensión, tanto física, como psicológica y evitar todas las consecuencias negativas que se derivan muchas veces de enfrentar una denuncia ante las instituciones, puntualmente los tribunales y todos los operadores que intervienen en una investigación penal”.

Olmedo precisó que “la Ley lo que hace es básicamente disminuir este daño que se genera, tratando de minimizar la intervención del niño al menos en entrevistas mínimas. Primero en una etapa de investigación y luego en una etapa de declaración judicial y todo dentro de un contexto adecuado, velando siempre por los aspectos emocionales, psicológicos de este niño, niña o adolescente”.

Capacitación e instalaciones

El presidente del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia explicó que este cuerpo legal “requiere también de una capacitación de todos los operadores, jueces, fiscales, defensores, policías en este verdadero cambio cultural que se va a generar”, puntualizando que actualmente ya se han capacitado 21 jueces en la región.

En cuanto a las instalaciones, ya existen cuatro salas habilitadas en los tribunales de Los Ríos, de un total de nueve que habrá el 3 de junio. Las otras cinco corresponden a cuatro de la Fiscalía Regional y una de la PDI. Se trata de espacios habilitados especialmente para estas entrevistas, en un contexto protegido y en la que solo estarán presentes el entrevistador y el entrevistado.

Implementación gradual

Cabe precisar que la primera parte de la implementación gradual de este cuerpo legal comenzó en octubre de 2019 en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Maule, Aysén y Magallanes. Ahora es el turno de Atacama, Coquimbo, Biobío, Ñuble, La Araucanía y Los Ríos.

Para los efectos contemplados en esta ley, se considera niño o niña a toda persona menor de catorce años de edad y adolescente a todos los que hayan cumplido catorce años y no hayan alcanzado la mayoría de edad. Atendiendo a la categoría de delitos en que cobra aplicación la norma, quedan comprendidos los delitos sexuales, trata y tráfico de personas, secuestro y sustracción de niños, niñas y adolescentes, delitos violentos y robos.

La protección de la ley se extiende a las etapas de denuncia, investigación y juzgamiento, quedando sometidos estas instancias a los principios de Interés superior, autonomía progresiva, participación voluntaria, prevención de la victimización secundaria, asistencia oportuna y tramitación preferente, y por último, el resguardo de su dignidad.